martes, 4 de mayo de 2010

Un soplo oscuro de vida.

Entre los muchos blogs que sigo, está el de Chatarrera Nórdica, una madrileña de armas tomar muy "echá p'alante" que no se corta un pelo al contar sus cosas. Su estilo es avasallador, chispeante ("aquello no eran manos, eran puertas batientes de saloon") y muy descarado y provocativo.

Tanto, que en su blog apenas hay comentarios. Supongo que la gente se cohíbe ante su imponente presencia virtual. Los hay quienes la tacharán de prepotente y sobrada. Y sin embargo ahí sigue, al pie del cañón. Tendrá sus épocas altas y bajas, como todos. Pero de ella aprendí a mantenerme así con esto de los blogs, guiándome únicamente por mis deseos e instintos, y no dejarme influir por el nivel de participación de la gente.

En su día esto fue lo primero que me llamó la atención, además de que escribía bien y con soltura. Luego, conforme pasaban los días e iba leyendo, esa curiosidad fue sustituida por una mezcla de sorpresa y morbo cada vez más consistente, al leer e interiorizar las cosas que contaba. Debí caer en la cuenta de que alguien que derrocha semejante vitalidad por los cuatro costados no se limitaría a los sentimientos primaverales y la alegría por deshojar margaritas. Me pilló un poco a contrapié al constatarlo, y reaccioné de una forma un tanto primeriza e ingenua, llevándome un palo (comedido, eso sí) por ello...

No. Lo suyo es intenso, oscuro y censurable a ojos de mucha gente: dómina por vocación. Pero aún así, tiene el cerebro suficiente como para no entrar en detalles. Si tiene que mencionar algo, lo nombra y basta, sin regodearse mucho.

No participo mucho en comentar sus entradas. Y si lo hago, mejor que sea breve, conciso y humilde. Porque si me salto una cualquiera de estas normas, aunque sea un poquito, me llevo un zurriagazo. Más doloroso si me tomo confianzas que no me han sido otorgadas... La condición de novato, con su crédito de paciencia por ignorancia, sólo dura tres o cuatro participaciones.

Porque así es ella: fustiga y machaca, pero también transmite vida, mucha vida.

 

chatarrera


Por ella constaté que el mundillo del BDSM no es exclusivamente para degenerados, un tópico que se descascarilló en mí conforme leía su blog. Investigué por mi cuenta en internet para ver hasta dónde podía admitir y disfrutar viendo esas cosas con entera libertad, aunque fuera como espectador... pero hace relativamente poco que llegué a la conclusión de que no es lo mío. Lo más que disfruto en mis fantasías más salvajes es el "trono de la reina" (facesit, o sentarse en mi cara), además de lo típico: ser atado (a la cama o esposado), cegado con una venda en los ojos, y si acaso, azotes planos y arañazos en nalgas y espalda, además de mordiscos suaves. Pero ni patadas en los testículos, ni rodillazos en la tripa, ni retorcimiento en los pezones, ni tirones de pelo (lo llevo muy cortito), ni aplastamientos o estiramientos, ni cera derretida, ni lluvia dorada, ni chupeteo de calzado o marcaje en la piel de afilados tacones, ni capuchas negras, potros, látigos, fustas, pinzas, cadenas y cruces de San Andrés remachadas. Si acaso, algún antifaz o máscara, además de la lencería.

La duda que tengo es, quizás, pero muy quizás, y si se dan las circunstancias muy mucho adecuadas para ello (inspiración al máximo, excitación desinhibida, compenetración con mi pareja, etc.), si admitiría el strap-on, o arnés con dildo o consolador, para saber qué y cómo se siente al ser penetrado... Visualmente no me atrae, pero sentirlo físicamente en primera persona... Una duda muy honda e íntima, acristalada aquí, en mi blog.

Pero, bueno, como nunca llegaré a este puente, ni me molesto en imaginarlo.

13 comentarios:

  1. Estoy contigo en lo del blog de Chatarrera. Me cae bastante antipática en general, con esa pose de tia dura, tan como por encima, toda de negro pa dar miedo. Pero al mismo tiempo, la acepto, y valoro su sinceridad al expresarse y el cómo lo hace, transparente e irónica.

    ResponderEliminar
  2. Chatarrera Nórdica5 de mayo de 2010, 13:43

    Muchas gracias por el post Arturo. No puedo decirte más que me has clavado, jaja. Para lo bueno y lo malo, soy asi. Y ni busco ni necesito la "aceptación" de nadie. ( Y luego la altiva soy yo...)

    La antipatía es mutua, Susana :)

    ResponderEliminar
  3. Sí, suele suceder, que si dices de alguien que no es de tu agrado, esa persona responde - inmediatamente- opinando lo mismo de ti.




    En cualquier caso, son sólo nuestros alter ego, los que se gruñen.

    ResponderEliminar
  4. ¿ ?... Vaya, nunca creí ver algo así en mi humilde blog: ¡dos gatas peleándose! La una mimosa, tierna y recogida, una bola de pelo rechonchita y adorable, de colores y modales suaves, y la otra arisca, altiva, casquivana e independiente, de pelo corto y negro como la noche, presto a erizarse y saltar sacando las zarpas...

    El sueño virtual de todo varón bloguero que se precie XD XD Una angelita y una demonio, ambas especialistas en lo suyo.

    Y el no va más de este bloguero en concreto es meterlas a la vez en la misma habitación junto con un servidor... Dada la alta estima que tengo de ambas, a ver cómo saldría de ahí... si salgo.

    ¡Un beso a las dos, preciosas! O mejor dos, uno para cada una... XD XD XD

    ResponderEliminar
  5. Pues tres es un trío y más.....ya no sé ni lo que es. Así es que no me meteré en la habitación ésa, Arturo, pero me alegra que a ti te guste la idea.
    Pues yo no puedo opinar, porque aún no conozco el blog de Chatarrera.
    Sólo visité un post, a raíz de éste de Arturo, en el que hablaba de una masturbación impulsiva, casi compulsiva, y me gustó lo que leí.
    Pero no son elementos suficientes para juzgar a nadie. De todos modos, aunque sea inevitable que nos hagamos una idea de cómo es una persona a la que seguimos por sus escritos, no deberíamos juzgar o prejuzgar a nadie por ellos.
    En ocasiones suele suceder que no somos lo que escribimos, si no todo lo contrario. Y aquí, en la red, bajo el anonimato, nos sentimos diferentes, y así intentamos plasmarlo a la hora de escribir.
    Sí que podría hablar más de Erótomana pues la sigo (aunque ella no lo note a veces por la ausencia de comentarios) y puedo decir que ella me parece Apasionante, Erótica, Excitante....y todo ello envuelto en un halo de saber estar.
    Chatarrera, buscaré tiempo para leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Que no te meterás, Belkis...? lo del trío es una forma de hablar. Por supuesto que puedes entrar... es más, creo que si te viera cerca, te cogería en volandas y no te soltaría hasta estar dentro con las otras dos, XD XD XD XD

    Sobre lo de visitar el blog de Chatarrera... mmmm... bien... unos consejos: entra con la mente bien abierta y afianzada, dispuesta a encontrarte "cualquier" cosa; no juzgues, si no te gusta lo que lees, sal haciendo mutis por el foro; si dejas un comentario, que sea breve y gracioso; no busques complicidad ni pelea; imagino que a tí por ser mujer te dará un poco más de manga ancha, pero escribe siempre con dedos de plomo. Y deja que fluya la seguridad en tí misma: ni provoques ni te acobardes. Que Chatarrera note que razonas sobre lo que ella escribe. Y si por un casual ella te suelta una de las suyas entre tus ojos, sal pitando. Cualquier duda que tengas, intenta resolverla por tu cuenta, preguntarle a ella sea el último recurso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Bah! no seas cizañero Arturo. Nada de gatas, sólo dos personajes, que vete tú a saber si no somos, como dice Belkis, todo lo contrario de lo que presumimos.

    Y se puede saber, Belkis, por qué no comentas ya en mi blog? ¡Te hecho de menos!

    ResponderEliminar
  8. Susanita, "cizañero" es quien siembra cizaña, es decir, quien siembra discordia, y no creo haber hecho tal cosa, más bien al contrario, ¿no crees...?

    Y dos consejitos de nada: en español tenemos "¡" y "¿" para abrir ¡exclamación! y ¿pregunta?, algo que no sé si existirá en gallego, pero que sí ganamos en expresividad escrita a los ingleses. Y "te hecho de menos" está mal escrito, es "te echo de menos". "Hecho" es participio irregular de "hacer"; "echo" es primera persona del singular del presente de "echar" (yo echo).

    Un besito muy tierno... y casto, jejeje...

    ResponderEliminar
  9. Em... bueno... ahora, un palo para mí. Y bien merecido.

    Sobre el comentario de Belkis (me quedé en el principio y en el final, olvidándome del resto; lo siento mucho, una distracción imperdonable por mi parte) acerca de "juzgar a alguien por sus escritos" y "suele suceder que no somos lo que escribimos".

    A ver, reina: no he juzgado a nadie, o por lo menos no era mi intención. Simplemente he "cristalizado" por escrito lo que me sugiere el blog de Chatarrera acerca de sus aficiones, anécdotas, estilo y demás. Como persona no la conozco, y ahí no me meto.

    De todos modos, ya lo dije una vez y lo repito aquí: soy lo que escribo y escribo lo que soy. Gastar energías en "fingir" ser otra persona no va conmigo. Lo encuentro bastante estúpido y agotador. ¿Que hay otras personas que lo hacen de forma habitual y les sale porque sí...? Pues allá ellos. Lo que me parece triste es que sigan esa senda virtual, y el día que encuentren a alguien que les interesa, y con quien desean prolongar el trato en la vida real, se van a ver pillados entre la espada y la pared.

    Un beso, y perdón por esta desconsideración. Aquí va otro defecto mío: me distraigo, olvido cosas, a veces me da por una escala de prioridades insólita... En fin... Ya ves: no lo oculto, simplemente lo reconozco, pido disculpas y prometo intentar enmendarme en el futuro.

    Un beso, y por favor, sigue pasándote por aquí... yo también te "echaría" de menos.

    ResponderEliminar
  10. Arturo, varias cosas referentes a tus últimos comentarios:
    - en gallego no sé, pero en catalán es correctísimo escribir ! o ? sólo al final de la oración a la que acompañan, ya sea de admiración o interrogativa. De hecho, se considera un castellanismo poner los signos al principio y al final de la frase.
    Por tanto, yo no veo un error el escrito de susana.
    En cuanto a echo, sí, tienes razón. No es mi estilo......yo no corrijo las faltas de ortografía a nadie salvo que me lo pidan expresamente.
    - Cuando dije lo de juzgar a alguien por sus escritos, no he dicho en ningún momento que tú lo hicieras. Quizás fue un intento tan sutil como inútil de lo que me parecía una semidisputa entre susana y chatarrera.
    - Tampoco quise decir que quien escribe de una manera, o con un determinado contenido, y no actúa como lo haría en su vida real esté mintiendo o engañando, ni que ése sea su propósito.
    Pero es cierto, y tienes que reconocerlo, que en un blog decimos y contamos cosas que no saben a veces los que viven más cerca nuestro.
    - Y, para acabar: perdonado. Ni me había dado cuenta de que tu comenario fuese incompleto, ha sido sólo una sensación tuya.
    Y claro que seguiré pasándome por aquí....me encanta hacerlo

    ResponderEliminar
  11. Belkis:

    -Puede que sea correcto no usar esas interjecciones en catalán, gallego o en el idioma que se quiera. Pero no me negarás la riqueza expresiva que da disponer de esos recursos. Es como prescindir de abrir paréntesis, o comillas, o guión, y cerrarlo luego porque sí, ¿verdad...?

    Cuando estudiaba inglés (¡y ya hace muchos años, de niño!) me pareció chocante este detalle. Cualquier cosa que facilite la lectura, la haga más llevadera y potable, será bienvenida.

    En cuanto a lo de corregir faltas... bueno, yo no lo hago a mala fe, ni con intención de humillar ni de echar nada en cara (creo haber usado un tono neutro y correcto), simplemente intento poner de mi parte para que la gente escriba mejor. Si Susana se siente ofendida, lo siento, no era mi intención. Dado que quiere ser escritora, me parecía lo mejor... Todos nos equivocamos, yo el primero, y de la misma manera que me gusta que me digan en qué me equivoco, por supuesto, guardando las maneras, también intento contribuir en lo que pueda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. bah... no es para tanto...
    cachis...

    Un saludo Arturo.
    Prometo volver y ojearte con otras curiosidades... jaja

    Es que ahora no tengo el tiempo que te mereces, seguro.

    ResponderEliminar
  13. Pitima, no es para tanto, es cierto. Pero mi torpeza es evidente.

    Gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar