miércoles, 19 de enero de 2011

Respuesta a “Silencio de colores”.

¿Qué tienen en común estas mujeres?

Deni Klein (Vaya con dios):

 

Shirley Bassey

 

Chrissie Hynde (The Pretenders)

 

Janet Gardner (antigua vocalista de Vixen)

¿… entre otras pocas que no tengo localizadas?

Bueno, ya la primera, Deni Klein, debería daros una pista, por su… peculiaridad, que fue toda una sensación en su momento.

Exacto, que todas tienen voces graves y potentes, sin perder por ello una pizca de su feminidad. Y que coinciden más o menos su temporadas de éxito en el tiempo (finales de los ‘80-principios de los ‘90), en que yo era joven e inquieto, moviéndome entre las modas de entonces y lo que realmente me gustaba.

Y he elegido esta introducción para presentaros una respuesta mía a una entrada en el blog de Belkis, que dicho sea de paso, me costó un poco escribir por lo que implica, “Silencio de colores”.

domingo, 16 de enero de 2011 21:44 by Arturo Espada

# re: Silencio de colores

Gracias, Belkis.

Acabo de leer esta entrada, y me ha emocionado mucho, de verdad...

Si me lo permites, puntualizaré algo:

Están los sordos de nacimiento, que pueden hablar, pero debido a la falta absoluta de referencias en modulación, tonos, volúmenes, armónicos, etc., en sonido, son sordomudos. Estos usan la lengua de signos manuales, y su gramática nos resultaría extraña y difícil de comprender si hablaran en voz alta. Con un gesto pueden expresar lo que nosotros con varias palabras (por ej., nosotros decimos: "ayer me fui a mi casa", ellos sólo emplean dos gestos: "ayer, casa"), pero en cambio, a ellos les resulta difícil comprender la lectura de cualquier texto tal y como nosotros la tenemos asumida.

Están los sordos tardíos, ancianos que precisan de audífonos para escuchar a la gente, pero que no tienen mayores problemas, porque su estructura cerebral auditiva ya está más que asentada.

Y por último, están los sordos parciales de niño, que es el caso que comentas aquí con tanta dulzura.

Decir que, por ejemplo, es una falacia que "leemos los labios". Lo que necesitamos en realidad es que la gente vocalice despacio y bien, y de ahí ha salido esa errónea imagen popular. Además, también nos apoyamos en la expresión facial, en las miradas, en los gestos de las manos, los hombros... cualquier detalle periférico que en el resto de la gente es prácticamente desechable, en nosotros es fundamental.

Por eso, en ocasiones, podemos casi adivinar como por arte de magia lo que quiere una persona de nosotros antes siquiera de abrir la boca, sobre todo si esa persona es habitual de nuestro entorno. Y por eso, os extrañáis aquellas veces que no es así, porque estamos pendientes de otra cosa, o distraídos, o cansados, o malinterpretamos vuestras intenciones, o con mucho ruido ambiental, pero las expresáis igualmente y no nos llega. Es entonces cuando soltáis con toda ligereza esa tremenda crueldad de "tú oyes lo que quieres", que tanto daño nos hace. Y de adolescente, eso me traumatizaba mucho, pese a mis esfuerzos, hasta que un día me planté y me saqué la réplica perfecta: "Si oyera lo que quisiera, tú nunca tendrías una primera vez". Y desde entonces me quedo tan ancho y me libro de prejuicios.

Además están los acentos. El acento maño castizo es atroz para un sordo parcial. El acento manchego castizo, en cambio, es música para nuestros resecos oídos.

Y en mi caso particular, están también los tonos: en frecuencias altas, tengo pérdida total. En la bajas, no llego al 10-15%. De ahí que a las mujeres me cueste mucho más entenderos, de que los ronquidos me lleguen con toda nitidez y me molesten como a todos, de que los despertadores modernos no me hagan ningún efecto por sus agudísimos pitidos...

Un beso, Belkis. Y gracias por esta entrada tuya tan sensible y maravillosa.

2 comentarios:

  1. Arturo, gracias a ti, por leerme y por todo lo que aportaste -de primerísima mano- en ese post de mi otro blog.
    Enlazar mi post aqui en tu blog quizás sea una de las cosas que explique por qué aquel post recibió tantas visitas.
    Eso quiere decir que mucha gente te visita aquí, y por enlace, fueron allí.
    Gracias a ti por tu sensibilidad y por compartir algo así. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿? ¿En serio tu post recibió muchas visitas porque piensas que venían de aquí...? er... bueno, es todo un halago, de verdad. No sé muy bien qué decir... Sólo gracias.

    Y también gracias por darme la oportunidad de exponerlo y tratarlo como se merece. Cualquier ocasión que sirva para tratar temas como éstos sin caer en la autocompasión ni el oportunismo mal empleado es bienvenida.

    Muchos abrazos para tí.

    ResponderEliminar